Orgosolo es uno de los pueblos bonitos Cerdeña, entre los más extraordinarios que jamás haya conocido. Pueblo de la Barbagia, preciosa región histórica y geográfica de Cerdeña, en la provincia de Nuoro, es uno de esos lugares que no dejan indiferente, que comprender a fondo es verdaderamente complicado y cuyo conocimiento va por estratos, según el grado de inmersión dentro de la comunidad.

Se pueden visitar y admirar los murales de Orgosolo; se puede profundizar leyendo periódicos, revistas y textos de la historia, antropología, arte; se puede ser hospedado y acogido en la comunidad…

Orgosolo - Cerdeña
Orgosolo – Cerdeña

Aquí las tradiciones están todavía vivas y alejadas de la mercantilización turística: aún desconocidas una especie de pared de cristal separa al espectador de los que viven profundamente, a los que miran de los que sienten…

El 31 de diciembre se celebra Sa Candelaria, antigua costumbre que se articula en dos momentos: por la mañana los protagonistas son los niños, por la noche los recién casados, o todas las parejas jóvenes unidas en matrimonio en el año que se va a despedir.

Esta tradición tiene menos de treinta años, es una evolución de una antigua costumbre que consistía en ir de casa en casa ofreciendo un pan especial de forma circular, suave y sabroso. Era un modo a través del cual se podía recibir comida de las familias más pudientes sin temor a la vergüenzas ya que era normal llamar a la puerta en la oscuridad de la noche, cuando la iluminación pública era todavía un espejismo…

Una Nochevieja en Orgosolo en Cerdeña que debes conocer.

Llegué a Orgosolo al atardecer, muy emocionada y feliz de tener la posibilidad de vivir de cerca una experiencia única y bella. Fui acogida en la casa de los padres de Antoni, donde todo estaba en orden, preparado… Se celebraba, en silenciosa y serena inquietud la solemne espera de una noche especial. Después de cenar, a partir de las 23, el pueblo se puso en marcha. Algunos llegaban con dos amigos y una guitarra, otros con acordeón, otros en grande compañía… Adolescentes, grupos de jóvenes y jovencísimos, de amigos se lanzaban a lo largo de la calle, en espera de que llegase su turno para desear a los recién casados lo que la tradición les ha enseñado, en cantos arcaicos, hermosos e intensos… Los esposos esperaban en la puerta a los paisanos y después de haber escuchado sus versos, los invitaban a acomodarse en casa y ofrecían su vino, zumos de fruta y exquisitos dulces.

La invitación era atendida por tías y primas que presurosas y organizadas, se movían con el fin de que todo fuese perfecto y los padroni de casa pudiesen ocuparse, únicamente, de agradecer a los llegados.

A varias voces, con distintas entonaciones, acompañadas o con el acordeón o con la guitarra, las palabras que, durante toda la noche, han resonado han sido estas:

Viva viva s’allegria

E a terra sos ingannos

Bonos prinzipios d’annos

Bos det Deus e Maria

Viva viva s’allegria

Dazzennollu su cocone

Pro more e Zesu Bambinu

Appazas dinare e binu

Tridicu e orju a muntone

Dazzennollu su cocone

y estas, aún más directas, dirigidas a los esposos para desearles hijos que puedan realizarse en la vida y llegar a lo más alto:

E unu lizu unu lizu

E Deus bos diat fizu

A gustu Vostru e non meu

E fizu bos diat deus

S’alligret d’ogni montagna

Ch’es bessida Missennora

Paret s’istella Aurora

Chin sos suos assemizos

Deus bos det duos fizos

Fattos ambos a una forma

Unu siat Papa in Roma

S’atteru Re in Ispagna

S’alligret d’ogni montagna

Dazennollu su cocone

Pro more e Zesu Bambinu.

Video – Sa Candelarìa a Orgosolo

Video – Sa Candelarìa a Orgosolo

Así empezó mi año nuevo, sin ruidosos cumplidos, pero afortunada espectadora de una comunidad con tradiciones y sentimientos todavía intensos que me ha permitido vivir, por primera vez en mi isla, una sensación particular… Una experiencia vivida al máximo detalle, como a través de un microscopio, que me permitió el descubrimiento de un microcosmos todavía intacto, donde la cultura italiana tiene la dificultad de penetrar y donde los historias del telediario di Videolina (que se repetían durante la hora de la comida) parecían a años luz de distancia…

5/5 - (10 votos)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.